lunes, 9 de abril de 2018

Paititi: La Ciudad Perdida



Al este de Cusco y escondida en algún lugar de la inmensa selva amazónica, existiría una ciudad de leyenda, se la llama Paititi, la Ciudad Perdida, Para algunos no es mas que un mito al igual que el de El Dorado… ¿pero un simple mito pudo sobrevivir mas de quinientos años de historia y resonar hoy, en el siglo XXI, todavía con mas vigor que antes ? Según una leyenda inca, el Dios andino Inkarri fundó, en un tiempo muy anterior al de la conquista española , una gran ciudad en la selva, una ciudad igual a Cuzco y ubicada a diez días de marcha de ésta, hacia el este . Se la llamó Paikikin, que en quichua significaría “igual a”,

Sería hacia ese lugar que se trasladaron posteriormente partes de los grandes tesoros incas para salvarlos de los españoles “De manera que el Paititi -dice el investigador italiano Yuri Leveratto- habría servido de último baluarte después de la toma de Vilcabamba y de la matanza de Tupac Amaru en 1572; no sólo para esconder grandes riquezas, sino también para mantener vivas tradiciones seculares y para preservar antiguas tradiciones místicas y conocimientos tanto científicos (uso de plantas medicinales y alquimia), como lingüísticos (quellca).” “Según estas creencias, -continúa explicando Leveratto- en la zona del Madre de Dios existiría aún hoy una ciudad subterránea, en varios niveles, en plena actividad. El rey de Paititi, tesorero del saber oculto de una civilización antiquísima, estaría esperando el momento justo para regresar al “mundo de la luz” y restablecer el orden roto en el pasado.”

El hecho que dio a conocer los nombres de Patití, Paytiti, Paykikin a los primeros conquistadores es la fuga del hermano del Inca Cuzqueño Guascar junto a un indeterminado numero de nobles, guerreros y mujeres incas hacia ese lugar desconocido en el año 1533, ese príncipe se encargó con su gente de poner a salvo, según documentos de la época y posteriores, grandes reliquias y tesoros de la ciudad del Cuzco capital de todo el imperio y llevarlos al Paititi. La ruta de escape que se ha establecido en la era actual es por río de Madre de Dios, que corre por entre las selvas del Perú y Bolivia. Ya en tiempos de la conquista la codicia española comenzó a buscar los medios para llegar hasta el Paititi: Pedro de Candia ,el artillero griego (1484.1542) se adentró en el Madre de Dios llevado por los relatos acerca de una fabulosa ciudad de oro. Era el año 1538 y este soldado, lugarteniente de Francisco Pizarro. tomó el mando de 600 hombres y partiendo de Paucartambo, (Cusco) recorrió unos 150 km hacia el este hasta que su avance fue frenado por las feroces tribus de la región en una aldea llamada Abiseo, debiendo por lo tanto regresar a Cusco

La búsqueda de la Ciudad Perdida continuó a través del tiempo, mediante incontables expediciones por la selva del sureste de Perú, norte de Bolivia y también el sur-oeste de Brasil Quienes suponen que el mito refleja una realidad concreta, sugieren que la ciudad del Paititi y sus riquezas se encuentran probablemente en las selvas montañosas del sureste peruano, en el departamento de Madre de Dios, en algunos de los valles actualmente incluidos dentro del Parque Nacional del Manú, al este del Cerro Atalaya, hacia los lugares llamados Pantiacolla en cuyas cercanías existen montículos llamados “pirámides” de Paratoari

En 1925 fue el explorador Percy Harrison Fawcett, quien desapareció cuando se adentró en la región de Mato Grosso (Brasil). buscando una ciudad perdida en la Amazonia en zonas próximas a las fronteras de Brasil con Bolivia y Perú, a tal ciudad le dio el nombre Ciudad perdida de Z, en las hipótesis de éste explorador tal ciudad se confundía con la supuesta del Paititi aunque más al este, en la región del río Xingú (o Shingu).

En 1970, tres aventureros, el estadounidense Nichols y los franceses Debrú y Puel desaparecieron en la región del Parque Nacional del Manu tratando de ubicar la ciudad perdida de Paititi.

En 1997 el biólogo noruego Lars Hafskjold partió desde Sandia rumbo al este. Es posible que estuviera buscando el Paititi amazónico o la mítica tierra de los Mojos, pero nunca regresó . Sus huellas se perdieron en el Parque Nacional Madidi, en la Amazonia boliviana.

Un hecho importante en relación con la posible existencia de Paititi se produjo en el 2001, cuando el arqueólogo italiano Mario Polia descubrió en los archivos de los Jesuitas en Roma un informe del misionario Andrea López. En este informe, de alrededor del 1600, López habla de una ciudad grande, rica en oro, plata y joyas, ubicada en medio de la selva tropical, cerca de una catarata llamada Paititi por los nativos. López informó al Papa de su descubrimiento, y algunas teorías conspiracionistas dicen que el lugar exacto de Paititi se conoce pero ha sido mantenido en secreto por el Vaticano. También en tiempos modernos se realizaron serias investigaciones relacionadas con Paititi en lugares perdidos de montañas y selvas peruanas.

Algunos de estos exploradores han sido el médico y explorador peruano Carlos Neuenschwander Landa, (1958-1980 )- quien realizó más de 15 expediciones en busca del Paititi y fue el primero en recorrer el Camino de Piedra en la cordillera de Paucartambo. Además estudió los Petroglifos de Pusharo,( a los que se relaciona con la ciudad perdida) descubrió la Fortaleza de Hualla, además de otros sitios ubicados en el valle del Rio Yavero.

También fue tras las huellas de Paititi el sacerdote salesiano argentino Juan Carlos Polentini Wester, (por informaciones y relatos del hacendado Aristides Muñiz Rodríguez de la zona de Lares y Lacco como lo relata el libro “Paititi En la Bruma de la Historia”, y “Paititi” de Editorial Salesiana ) Y, desde 1984, hasta fechas recientes , el psicólogo/explorador Gregory Deyermenjian (EEUU) y el explorador/cartógrafo Paulino Mamani (Perú). En septiembre del 2011, los investigadores Gregory Deyermenjian, Ignacio Mamani, Alberto Huillca, Yuri Leveratto y Javier Zardoya, realizaron una expedición en la cual hallaron las ruinas de la Ciudadela pre-inca de Miraflores.

En diciembre de ese mismo año , los investigadores Evandro Santiago, Zairo Pinheiro y Joaquim Cunha da Silva (Brasil) y Yuri Leveratto (Italia) acompañados por el guía local Elvis Pessoa, llegaron al sitio arqueológico de Ciudad Laberinto, (Rondonia), Tambien en ese diciembre, el investigador italiano Yuri Leveratto y la guía brasilera Fernando Chogo dos Santos llegaron a la Fortaleza del Río Madeira, sitio arqueológico ubicado en la cercanías del Río Madeira Cabe consignar que ultimamente la estudiosa italiana Laura Laurencich Minelli ha divulgado el contenido del libro Blas Valera Exul immeritus populo suo, del jesuita Blas Valera, y dos grabados originales del 1618, donde se describe el Paititi visto desde la selva y desde la sierra.

Hay que mencionar que existe también otra versión del Paititi, la cual la sitúa mucho más hacia el este de la Paititi pre-incaica, según esta versión Paititi seria un reino inmenso localizado en los alrededores de la actual frontera entre Bolivia y Brasil, el territorio tradicinal de los Moxos (una etnia ,del grupo lingüístico arawak.) En esta versión “Paititi” tendría el significado de “todo blanco y brillante”, como el oro.

El Paititi aún no ha sido hallado y es considerado en la actualidad como el gran enigma arqueológico de Sudamérica; aunque para algunos investigadores esa misteriosa ciudad perdida sigue siendo tan sólo una simple leyenda. Una leyenda que desde hace mas de quinientos años nos dice que en las selvas de Madre de Dios, en la zona sur oriental del Perú, existe una ciudad de piedra, con las estatuas de oro de los gobernantes Incas levantadas en sus amplios jardines.; una leyenda que afirma que aún ahora , en el interior de esa mágica ciudad, el Imperio amazónico se encuentra en plena actividad, porque allí vive el último Inca, esperando el momento de retornar al “mundo de afuera” para restituir el orden que se quebró en el pasado con la invasión de Pizarro y los conquistadores españoles.

Una leyenda según la cual los habitantes de Paititi serían los “Paco Pacuris” o “Guardianes Primeros” que mencionaba la creencia andina; antiguos Maestros que fundaron en el actual Parque Nacional del Manu una ciudad subterránea anterior al parecer al Imperio Inca. Estos guardianas custodiarían los Anales de sus milenarias culturas desaparecidas, así como el sagrado Disco Solar, que otrora se hallaba en el templo inca del Koricancha, pero que fue salvado de la codicia de los conquistadores.

Paititi o Qoañachoai (como le denominan los hombres del reino Q´ero) está en plena activad.-,nos señalan algunos conocedores de los misterios- y Los Maestros continúan vigilantes.

Entonces vimos como a lo largo de la historia Sudamericana la pregunta acerca del lugar donde está o estuvo situada Paititi aún no fue respondida y se constituye en una cuestión aún vigente no obstante las muchas respuestas que se han intentado dar.

Pero entre las respuestas que se han sucedido han aparecido también algunas denuncias, tales como las del Padre salesiano e investigador Juan Carlos Polentini, Ex Párroco de Lares-Cuzco quien en el capítulo final de su libro: ‘El Paí-Titi Padre Otorongo’, (Editorial Salesiana, Lima, 1999,) realiza una grave denuncia en relación al robo de las riquezas incaicas del Paititi .

jueves, 5 de abril de 2018

Pripyat, la ciudad fantasma de Kiev



A principios de los años 80 la entonces floreciente ciudad de Pripyat (en la región ucraniana de Kiev) era presentada como modelo de la prosperidad de la extinta Unión Soviética ante el mundo, pero la tragedia de la central nuclear de Chernobyl la transformó de la noche a la mañana en una aterradora ciudad fantasma, quizá uno de los lugares más inquietantes que se pueden encontrar en la actualidad y de la que tuvieron que huir cerca de 50.000 personas huyendo de una nube radiactiva.

La que una vez fuese una flamante urbe es hoy un lugar inhabitable debido a la radiación remanente, y aunque se organizan visitas guiadas por su interior, éstas no suelen durar más de unas pocas horas debido a la radiación remanente. 

Pripyat se ha convertido en la ciudad fantasma por excelencia, siendo el lugar elegido para rodar alguna que otra película de terror (Atrapados en Chernobyl) y habiendo inspirado una saga de videojuegos (Stalker). 

Quizá el factor que más miedo produce sea el hecho de que fue abandonada tan rápido que todo quedó en suspenso, como es el caso de las urnas en la casa del voto que aun aguardan una votación que jamás se celebrará, así como juguetes, utensilios y objetos personales regados por toda la ciudad, ahora casi cubierta por la vegetación.

¿Qué ocurrió en Pripyat, cerca de Chernobyl?

La tragedia de Pripyat comenzó el 26 de Abril de 1986, cuando el reactor número cuatro de la central de Chernobyl explotó debido al sobrecalentamiento, pero las autoridades de la URSS mantuvieron el incidente en secreto durante las primeras 24 horas, exponiendo innecesariamente a la radiación a toda la población de la ciudad, situada a apenas 3 kilómetros de la central nuclear. 

Cuando por fin se decidió evacuar a los habitantes apenas se tardó tres horas, y atrás quedaron tanto las mascotas como el ganado sacrificados en el proceso de evacuación.

Hoy en día sigue sin habitar nadie en Pripyat y ejército vigila los accesos a la llamada “zona de exclusión” (de unos 30 km2 de extensión) para evitar que cualquier imprudente se adentre en la ciudad y pueda recibir una dosis letal de radiación.




sábado, 31 de marzo de 2018

Mansión Woodchester



La Mansión Woodchester es famosa por los espíritus que en ella deambulan por jardines y aposentos. La residencia se encuentra en la zona de los Cotswold, Inglaterra, y es un impresionante edificio que, por el simple hecho de encontrarse frente a él, produce escalofríos, sobre todo por las inquietantes gárgolas que parecen custodiar el edificio y acechar a quien ose inmiscuirse en su interior.

La primera aparición fantasmal documentada data de 1902, cuando un vicario de la zona observó una figura etérea en las puertas de lo que era una mansión a medio terminar. Años más tarde fue un jinete incorpóreo vestido con ropa de la guerra civil el que se dejó ver por las proximidades. En los últimos tiempos algunos afirman que al fantasma de una mujer anciana le gusta atacar a otras mujeres en los rincones con menos luz de la casa y que, en ocasiones, vuelan piedras en el interior de algunas habitaciones.

Debido a su gran popularidad como lugar encantado a lo largo de tantos años, la casa es a menudo visitada por cazadores de fantasmas y otros curiosos que quieren experimentar en carne propia la sensación de ser espectadores de un fenómeno que traspase las barreras de la realidad humana. Muchos de ellos al poner un pie dentro sencillamente se desploman y otros sufren una suerte de ataque espectral.

Entendidos de temas paranormales concluyeron que la mansión es el epicentro de gran actividad paranormal y poltergeist. En sus visitas al lugar se han conseguido registrar detalles de apariciones etéreas, sombras negras, grabaciones de sonidos espectrales y notorios cambios de temperatura.

En cuanto a la historia de lo que hoy es la mansión Woodchester se sabe que William Leigh, un adinerado masón, compró este inmueble en 1854 con la intención de demolerlo y construir posteriormente un palacete. Lo que no había planeado fue su muerte prematura, a causa de la cual no se pudo seguir financiando las obras que finalmente quedaron incompletas.

El fallecimiento de William Leigh ocurrió en 1873 y la finca pasó a manos de su familia, que no la ocupó al no estar terminada y no contar con dinero suficiente. En 1938 fue vendida, pero en 1940 cuadrillas del ejército de Estados Unidos y Canadá tomaron posesión de la propiedad hasta que terminó la II Guerra Mundial. Luego fue abandonada. Desde 1992 está a cargo de la Woodchester Mansión Trust y hoy en día, tras ser reacondicionada, se puede visitar. Aconsejan a quienes se pasean por su interior mucha precaución y ropa cómoda, aunque no para huir de los fantasmas sino porque, a fin de cuentas, es una gran casa que no llegó a ser terminada.

lunes, 26 de marzo de 2018

Fenómenos en el lago Baikal



Fenómenos inexplicables en el lago 
más profundo del mundo

En la zona sur de Siberia se encuentra un lago completamente diferente a cualquier otro de nuestro planeta. En el duro desierto siberiano se encuentra el enorme lago Baikal, el lago más profundo y más antiguo del planeta, también conocido como el “Ojo azul de Siberia” o “La Perla de Asia”. Es un lugar majestuoso, no sólo impresionante por sus aguas profundas, sino también por sus misterios, que durante mucho tiempo han sido el epicentro de una gran variedad de acontecimientos extraños e inexplicables.

Una breve visita al lago Baikal

El lago Baikal se formó dentro de una profunda división creada por el movimiento tectónico de las fallas. Se encuentra en la región rusa de Siberia, entre Óblast de Irkutsk y la República de Buriatia. Con sus 1.680 metros de profundidad y con una superficie de 636 km de largo y 80 km de ancho es el lago más profundo del mundo y el séptimo con la superficie más grande. El lago es tan grande y tan profundo que tiene el 20% del agua dulce no congelada del mundo. Y sin olvidar que con sus 25 millones de años, el lago Baikal es también considerado como el lago más antiguo del mundo. El lago no es solo conocido por su tamaño, sino también por su sorprendente agua cristalina y su biodiversidad. En el lago Baikal hay una gran variedad de especies que no se encuentran en ningún otro lugar de la Tierra, ganándose así el apodo de “Las Galápagos de Rusia” y designado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1996.

La misteriosa criatura

Dejando aparte este pequeño recorrido por el lago Baikal, debido a su remota localización, su majestuosidad y su antigüedad, quizás no sorprenda que el lago Baikal tenga una larga historia de extraños sucesos, leyendas, mitos y folclore. Algunas de las historias son tan antiguas como su propia creación, como la presencia de un misterioso monstruo temido por los lugareños.

Los nativos de Buriatia llaman a la criatura “Lusud-Khan o Usan-Lobson Khan”, que se traduce como el “Dragón Maestro del agua”, y se dice que se asemejan a una especie de esturión gigante, con un hocico prominente y con un gran lomo. En los tiempos modernos, hay informes de pescadores que han afirmado ver grandes criaturas en la superficie o grandes formas oscuras surcando las cristalinas aguas, pero las historias en el lago se remontan cientos de años atrás. Exploradores chinos también dijeron haber visto estas enigmáticas criaturas, refiriéndose como a ellas como “dioses del lago” o “peces dragón”.

Los supuestos monstruos del lago Baikal también están representados en antiguos petroglifos que se encuentran en los acantilados de Baikal. Hay gran piedra tallada a mano erigida como un monumento, situado en la orilla del río Yeniséi, cerca del pueblo Askiz, datada entre el siglo 3 y 9 a.C., que representa una especie de misterioso monstruo de agua. La imagen tallada en la piedra muestra una gran lagarto de lengua bífida, garras perversas, y con un cuerpo en forma armadura. La extraña criatura está representada de pie en posición vertical sumergida en el agua, indicado que la criatura reptiliana se encuentra cerca de la superficie del río.

Ovnis y seres extraterrestres

Pero los grandes monstruos del lago no son los únicos misterios del lago Baikal. La zona es conocida por la gran cantidad de avistamientos ovni. Durante mucho tiempo se ha informado de la aparición de extrañas luces y de supuestas naves extraterrestre que sobrevuelan el lago, pero las historias más interesantes provienen de documentos desclasificados de la era soviética que hablan de incidentes inexplicables con la marina rusa bajo el mando del comandante de la armada Nikolai Smirnov. Aunque los documentos no hacen referencia directa a los extraterrestres, los documentos mencionan numerosos incidentes y avistamientos OVNI en el lago Baikal.

Uno de los informes describe cómo en 1958, un avión ruso Túpolev Tu-154 se estrelló en las aguas gélidas del lago después de que supuestamente fuera perseguido por un OVNI. Otros informes provienen de varios pescadores, que afirmaron haber visto extrañas luces flotando sobre el lago, debajo del agua o incluso apareciendo espectacularmente desde el agua y despareciendo en el cielo. Muchas personas también han informado sobre ovnis descendiendo rápidamente desde el cielo para flotar después como un barco.


Uno de los casos más extraños relacionados con extraterrestres y ovnis en el lago Baikal tuvo lugar en 1982, cuando los buzos de la marina rusa afirmaron encontrarse con criaturas humanoides que estaban vestidos con trajes plateados a unos 50 metros bajo el agua. 

El informe decía que los tres buzos expertos murieron misteriosamente cuando intentaban perseguir a las criaturas y otros cuatro buzos resultaron gravemente heridos. Claro está que el gobierno ruso negó rápidamente que el incidente tuviera algo que ver con seres de otros mundos y que todo lo descrito en el informe desclasificado debía tener alguna explicación natural.

Y en 1977, un sumergible de exploración científico llamado “Paysis” estuvo involucrado en un incidente inexplicable. Cuando se encontraba a 1.200 metros de profundidad, el foco del sumergible se apagó y los miembros del equipo de quedaron en la completa oscuridad, hasta que vieron un rayo muy brillante. Según los informes, la cegadora luz se mantuvo fija delante del sumergible durante varios segundos antes de que comenzara a parpadear. Los expertos nunca fueron capaces de explicar el origen de la misteriosa luz.

Misteriosas desapariciones

Otro misterio en el lago Baikal que no tiene nada que ver con monstruos marinos, ovnis o extraterrestres son los informes sobre la desapariciones de barcos. El 16 de junio de 2011, el barco Yamaha partió de una aldea en la zona Kabansk de Buriatia con una experimentada tripulación de cuatro personas para poner a prueba un nuevo motor, pero nunca regresó. Se informó que la tripulación eran todos los marineros experimentados, sin embargo, el contacto con el barco se perdió poco después de su salida justo después de que apareciera una repentina e inexplicable niebla. Cuando la niebla se desvaneció, el barco Yamaha ya había desparecido. Aunque el barco tenía sistemas novedosos en comunicaciones, ni el barco ni su tripulación pudieron ser localizados. Pero lo más extraño fue que las condiciones en el lago eran perfectas. ¿Qué fue lo que pasó con el barco Yamaha y su tripulación? Nadie lo sabe.

Después del incidente se iniciaron extensas operaciones de búsqueda y rescate para tratar de localizar el barco Yamaha, pero no fueron capaces de encontrar los restos ni tampoco pistas sobre el destino de la embarcación. Era como si el Yamaha hubiera sido tragado por el mismo lago. Los lugareños creen que los misteriosos abismos del agua son puertas al mismísimo infierno. Algunos han sugerido que los culpables de estas misteriosas desapariciones de barcos son fruto de los remolinos, pero esta teoría no explicaría otras historias, como los barcos que desaparecen durante largos períodos de tiempo y reaparecen misteriosamente.

Otra de las teorías para explicar estas misteriosas desapariciones son los espejismos en el lago. Los residentes han afirmado ver barcos, trenes o castillos materializándose de repente y desapareciendo al poco tiempo. Los científicos creen que esto puede ser por las propiedades únicas del lago Baikal. Incluso hay informes que dicen que en ocasiones los espejismos aparecen acompañados de anómalas perturbaciones magnéticas, que teóricamente podrían confundir el equipo de navegación de un barco. ¿Estos espejismos son el resultado de fuerzas naturales o tienen una explicación más sobrenatural?

Las extrañas formaciones de hielo circulares

Otro desconcertante fenómeno natural en el lago ocurrió en 2009, cuando extraños y enormes círculos de hielo de hasta 4,4 km de diámetro comenzaron a aparecer en el lago durante los meses más fríos. Las extrañas formaciones de hielo circulares fueron vistas por primera vez por los astronautas de la Estación Espacial Internacional y su descubrimiento continúa siendo todo un misterio. Por supuesto que para los conspiranoicos los enigmáticos círculos son el resultado de la actividad extraterrestre.

El lago Baikal es verdaderamente uno de los más bellos del mundo. Lleno de misterios naturales y quizá sobrenaturales. 

¿Cuáles son las respuestas a todos los enigmas del lago Baikal?

miércoles, 21 de marzo de 2018

Leyenda de la Hacienda embrujada de Cholul



La Hacienda San Pedro Cholul es una hacienda abandonada del municipio de Mérida en el estado de Yucatán, México, se encuentra al oriente de la autopista que conduce de Mérida a Motul. El nombre San Pedro Cholul hace referencia al apóstol Simón Pedro y Cholul que en idioma maya significa “madera en el agua”. Dicha hacienda tuvo su máximo esplendor durante el auge henequenero a finales del siglo XIX y principios del XX. Se cuentan dos historias que datan de esos tiempos, tratando de explicar el origen de su embrujo.

La primera de ellas dice que existía en el sitio una pareja de trabajadores que estaban a punto de contraer matrimonio, pero antes de que esto sucediera, un capataz de la hacienda, ultrajó a muchacha y como venganza el prometido le quitó la vida al agresor. Pero el pobre campesino al ser una buena persona, no pudo con el remordimiento de cargar a cuestas la muerte de un semejante, y se suicidó al poco tiempo. Al enterarse de esto, los padres del trabajador que eran brujos, lanzaron una maldición a la hacienda y todo el que se encontrara en ella…

La segunda versión de los hechos, cuenta que en 1910 el patrón de la hacienda era un hombre cruel, que disfrutaba de maltratar y humillar a sus trabajadores, les lanzaba monedas desde su balcón para pagarles el trabajo hecho, sin ofrecerles un sueldo. En cierta ocasión que regresó de un viaje, todos los trabajadores esperaban por él completamente enfurecidos, lo bajaron del coche y lo agarraron a machetazos en la puerta de la casa grande. Cuando lo creyeron muerto, les dio una gran sorpresa, pues vieron que de entre sus pantalones salía una enorme cola roja igual a la del Diablo…

Sea cual sea la versión real de lo que sucedió en aquellos tiempo, al día de hoy la gente el pueblo se niega a hablar del tema, se enojan y se altera si alguien pregunta. Pasadas las cinco de la tarde el lugar luce como si ya estuviera muy entrada la noche, el viento silba y sopla cargando con él, murmullos y quejidos, además de que se tiene la sensación de ser siempre observado o perseguido.

Esto atrajo a muchos grupos satánicos que realizaron ahí incontables rituales, hubo un tiempo que los pobladores del lugar tuvieron que montar guardia en el cementerio para evitar que estos practicantes del ocultismo robaran los cadáveres con los cuales realizaban sus actividades. Aún así, se pueden ver por el lugar, restos de animales y huesos humanos, así como ropa de personas de todas las edades, regadas por el suelo.

Se dice que en este lugar se abrió una puerta al infierno, porque en una pared se encuentra una estrella de cinco picos y un mensaje escrito en inglés que dice “Bienvenido Satán”.

Algunos curiosos que han decidido entrar a comprobar todo lo que ahí sucede, han presenciado una sombra que ronda alrededor de ellos, la cual advierten antes de verla porque se siente su fuerte y maléfica presencia, que los llama por sus nombres, incluso hay quienes después de marcharse de la hacienda, han llevado este ser de ultratumba hasta su casa donde les causa la muerte… dejando marcado en su rostro una expresión de horror, que no todos olvidan.

jueves, 15 de marzo de 2018

Tír na nÓg y la leyenda de Oisín



La mítica Tír na nÓg (o Tír inna n-Óc en irlandés antiguo), cuyo nombre significa “Tierra de la Juventud“, es la isla a la que emigraron los Tuatha Dé Danann una vez que abandonaron Irlanda, y en la que el tiempo transcurre de un modo distinto al del plano material, tan despacio que casi parece detenerse. Esta característica de la isla de Tír na nÓg es a la vez un atractivo y un peligro, ya que aquellos que la visiten y pretendan regresar algún día al mundo “normal”, tendrán que afrontar de súbito todos los años que pasaron en la isla, pero a cambio durante su estancia serán libres de la vejez y las enfermedades.

Aunque muchas leyendas la ubican en algún remoto lugar de Occidente y describen el viaje como largo y agotador, también se puede llegar a ella si previamente uno de sus habitantes nos invita a visitarla, y no son pocos los relatos medievales de personas que aseguran haber encontrado y pisado la mítica isla.

Un buen ejemplo del peligro que entraña Tír na nÓg lo podemos encontrar en la leyenda irlandesa de Oisín (u Ossián), un soldado celta perteneciente a los Fianna que logró remontar sus costas y vivir en la isla con su amada esposa Niamh Cinn Oir, de dorados cabellos. Debido a la constante felicidad que experimentaba tuvieron que pasar tres años hasta que Oisín comenzó a sentir nostalgia por aquellos familiares y amigos que había dejado atrás.

Pero los tres años de júbilo y felicidad constante que Oisín pasó en Tír na nÓg para el mundo normal fueron nada menos que 300, y pese a las advertencias que le hacían las hadas decidió emprender el retorno a su amada Irlanda montado en su caballo, sin entender del todo el aviso de las hadas para que no desmontase de su caballo bajo ninguna circunstancia. A su llegada contempló como el paso del tiempo había borrado casi todo lo que él recordaba, así como tampoco pudo encontrar a sus antiguos camaradas de armas, los Fianna, extintos hace muchos años.

Tras recorrer todos los antiguos lugares que había conocido encontró a dos hombres que intentaban levantar una enorme piedra para colocarla en uno de los muros de una iglesia. Sabedor de que su fuerza sería más que suficiente para levantar aquella piedra, Oisín decidió ayudar a los dos hombres con su trabajo, pero al descender del caballo su pie se enredó en el estribo de la montura y cayó al suelo. Ante la atónita mirada de los dos trabajadores, Oisín se transformó en un anciano terriblemente viejo al tomar contacto con la tierra de Irlanda, y por tanto del mundo terrenal, cuando los 300 años que había pasado fuera (aunque para él fueron sólo tres) cayeron sobre sus hombros.